Venezuela

Venezuela
Isla la Orchilia
Venezuela se encuentra en Sudamérica. Cuenta con una superfície de casi 913.000 km2 y con una población de casi 28 millones de personas, aunque en la capital, Caracas, ya viven 5,5 millones de personas. La lengua oficial es el español aunque también se hablan otras lenguas como inglés, francés, portugués y alemán. La diferencia horario con Europa es de 5 horas en invierno y de 6 horas en verano. Cuando uno llega al país recibe una tarjeta de turista que autoriza a la persona a permanecer en el país durante 90 días.

La moneda oficial es el Bolivares Fuertes, y 1€ se corresponde a aproximadamente 6 Bolivares Fuertes. La moneda solo se puede cambiar en oficinas de cambio. Aún así, los cheques americanos también se aceptan, pero ese cambio es caro. El pago con tarjetas de crédito no es un problema en las grandes ciudades, asi como tampoco lo es elago con dólares o con euros


En Venezuela la tensión de la red es entre 110V y 60 Hz, pero en cualquier caso se necesita un adaptador americano. La duración del vuelo para llegar al país, desde España, es de aproximadamente diez horas. La gasolina es barata, por lo que merece la pena alquilar un coche. Sin embargo, Venezuela dispone de una estupenda red de autobuses.


Caracas
En cuanto a los lugares de interés turístico cabe destacar, entre otros en Caracas, la Plaza Bolivar, la Sábana Grande, el Jardín Botánico, como también la Galería de Arte Nacional. Otros lugares de interés son la Quebrada de Jaspe, una impresionante cascada, la Cueva del Guàcharo, el Parque Nacional Henri Pittier, la Lagunea, La Restinga, el teleférico más largo y más alto del mundo, los Médanos de Coro, el Parque Nacional Canaima y, por supuesto, el Salto del Ángel, la catarata más alta del mundo. Existe un amor increíble por la naturaleza. Si estás soltero, embárcate en un viaje de este tipo y encuenra el amor y la pareja.

Por Venezuela fluye el río Orinoco; uno tendría que planear una acampada obligatoria en la cuenca del río para poder disfrutar de su belleza.

Se recomienda no dejar de probar el ron venezolano, el chocolate y el café como las numerosas especialidades de la cocina autóctona.